VOLVER A LO BÁSICO

Hace varias décadas empezó a utilizarse la perspectiva de género como herramienta para la identificación de asimetrías entre los géneros, consecuencia de construcciones sociales y culturales en torno a ellos, con la finalidad de actuar en consecuencia implementando medidas que corrijan las desigualdades.

En tiempos más recientes se ha hablado de otras perspectivas para identificar asimetrías, por ejemplo, la de derechos humanos y la antidiscriminatoria. En cuanto a la primera, se ha dicho que implica colocar en el centro de toda decisión el respeto a los derechos humanos (aún cuando se piense que nada tiene que ver), así como reconocer la existencia de grupos en desventaja, en cuyos casos se deberá decidir sobre caminos que modifiquen dicha situación; por su parte, la perspectiva antidiscriminatoria tiene como finalidad, de forma similar a la perspectiva de derechos humanos, reconocer a los grupos históricamente discriminados para darles un trato diferente, con el objeto de compensar la desigualdad de la que han sido objeto. Una de las diferencias más importantes entre ambas perspectivas es que la antidiscriminatoria hace especial énfasis en el reconocimiento de la discriminación como problema estructural, por lo que exige que las medidas que se tomen tiendan a transformar sistemas completos para volverlos igualitarios.

También ha habido otro tipo de perspectivas enfocadas principalmente en visibilizar diferencias, como lo es la perspectiva intercultural o de la niñez. La primera implica reconocer la pluralidad de las culturas y la igualdad entre ellas, por lo que aquellas medidas que impliquen imponer una cultura sobre otra deben erradicarse; por su parte, la perspectiva de la niñez supone reconocer a las niñas y los niños como sujetos de derechos, y visibilizar su situación de vulnerabilidad para implementar medidas que les protejan y compensen dicha situación.

Aunque las perspectivas buscan atraer la atención a cierto aspecto a la hora de la toma de decisiones (el género, los derechos humanos, los grupos desaventajados o las niñas y los niños), de fondo todas tienen el mismo fin: identificación y atención a las diferencias importantes y contrarrestar efectos que produzcan desigualdad.

En innumerables ocasiones se ha dicho que la igualdad no es solamente dar un “trato igual a las personas”, sino que, si se toma en serio, es un principio complejo y poliédrico que conlleva una ardua tarea de Estado, que terminará solo cuando las condiciones sociales y económicas permitan a todas las personas ejercer plenamente sus derechos.

Para ello se requiere que todas las autoridades, ya sea que se trate de los Poderes Judicial, Legislativo, Ejecutivo o de los Órganos Autónomos, tomen en cuenta que sus decisiones tendrán efectos diferenciados en los grupos poblacionales, pues todos se encuentran en situaciones sociales y económicas diferentes, debiendo analizar a fondo cada decisión para preferir aquellas que no ensanchen la brecha de desigualdad, tengan menos impactos negativos para los grupos en desventaja, o bien, en el mejor de los casos, tengan impactos compensadores (por ejemplo, cuando se opta por alguna acción afirmativa).

La igualdad, como lo ha dicho el constitucionalista Javier Pérez Royo, no es un principio de orden, sino todo lo contrario, porque el orden, naturalmente, supone segmentar, jerarquizar o permitir que “el ser más fuerte se imponga sobre el más débil”.[1] En cambio, la igualdad implica “desordenar” ese orden dado gracias a inercias sociales, identificando plenamente las diferencias y dándoles el mismo valor, o bien, eliminando las desigualdades que esas diferencias ocasionan. En ese sentido ¿no son las perspectivas otra cosa que tomarse en serio la igualdad?


[1] Pérez Javier, Curso de Derecho Constitucional, Marcial Pons, 2016

Autora: Ana Claudia Martínez Coutigno, Maestra en Derecho Internacional y Especialista en Políticas Públicas y Género

Twitter: @AnaClau89

Un comentario sobre “VOLVER A LO BÁSICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s